#SaveInternet - ManifiestoInternet

Vaya al Contenido
¡Internet está en peligro y tú puedes salvarlo!

Estado actual
     
El 5 de julio de 2018 tuvo lugar la votación sobre  la reforma de la ley de derechos de autor en el mercado único digital en  el pleno del Parlamento Europeo. La reforma consistió en los  anteriormente muy criticados artículos 11 y 13. Esos dos artículos en su  forma propuesta hubieran allanado el camino a una censura amplia de  Internet. Por esa razón creamos nuestra afortunadamente muy exitosa  petición con entonces 736.000 de firmas que pudimos entregar antes de la  votación directamente a los diputados, gracias a la invitación personal  de la diputada Julia Reda. Por el incansable esfuerzo de nuestros  miembros y el número enorme de firmas concienciamos a los diputados de  los riesgos considerables de la reforma y así impedir la aprobación en  el pleno.
    
La propuesta de la reforma de la ley de derechos de autor fue rechazada por 318 (53%) frente a 278 (49%) votos en favor.
    
¡Pero esta amenaza no está fuera de la mesa ahora  mismo! El rechazo del Pleno significa simplemente que la reforma tiene  que ser renovada y presentada de nuevo. Se espera una nueva votación en  enero.
    
A pesar de un millón de voces, miles de cartas  escritas personalmente a los parlamentarios, manifestaciones en las  calles, acciones con folletos y llamamientos y enseñanza en las redes  sociales los parlamentarios de la UE aprobaron la propuesta el 12 de  septiembre. En esa segunda votación la propuesta fue aceptada por 438  (62%) votos frente a 229 (33%) votos en contra. Eso significa que la  siguiente instancia del camino a una directiva obligatoria ha sido  alcanzada. Cambios del Parlamento Europeo en septiembre de 2018
    
Habrá solamente dos encuentros más entre los  parlamentarios responsables con los ministros de los países para hacer  cambios o discutir acuerdos. Julia Reda, quien participará en las  negociaciones como observadora, hará uso de su
derecho de publicar los resultados de esas citas.
Después, el parlamento votará una última vez, previsto en enero. Luego,  cada país de la UE tendrá que adaptar sus leyes a la directiva, así que  se esperan concretas leyes nacionales en 2019/2020.        
Regreso al contenido